RESEÑA EN ESPAÑOL DE BARCELONA - JUEGO DE MESA

Barcelona – Reseña. ¿Aguanta el tipo?

Volvemos a las reseñas con uno de los eurogames más populares de este 2023. Barcelona es el primer diseño publicado de Dani García. Autor español enfocado en la creación de eurogames que se ha estrenado este año en dos editoriales internacionales con este título y Arborea. Tras haberlo jugado mucho os voy a dejar mi opinión de este título inspirado en la creación del «eixample». Mi análisis completo, detalles mecánicos y valoración final a continuación.


Jugadores/as:1 a 4
Duración:60 – 90 minutos
Edad:14+
Dureza:3.35 (sobre 5)
Precio:53,96€
Género:Eurogame – Selección de Acciones, Colocación de Losetas
Editorial:Board&Dice / Maldito Games
Autoría:Dani Garcia

El hombre puede en circunstancias dadas prescindir y prescinde de sus vestidos; pero nunca ni en circunstancia alguna prescinde de un albergue.

– Ildefonso Cerdá

Barcelona

Barcelona – El juego

A mediados del siglo xix, Barcelona era la ciudad más densamente poblada de toda Europa. Como era de esperar, las condiciones de vida en la vieja Barcelona eran muy malas. Tras la destrucción de las antiguas murallas de la ciudad, Ildefons Cerda, considerado el inventor del urbanismo, presento el plan para crear el «eixample», el nuevo barrio que tanto necesitaba Barcelona.

Componentes

  • Tablero central
  • Tablero auxiliar
  • Marcador de jugador inicial
  • Bolsa de tela
  • 4 Tableros personales
  • 4 losetas de Bonif. de construcción
  • 8 fichas de pv (+100/200/300/400)
  • 11 losetas de Acción
  • 14 losetas de Cerdá
  • 21 losetas de Servicios Públicos
  • 16 losetas de Sagrada Familia
  • 18 losetas de Modernismo
  • 35 edificios
  • 30 monedas
  • 72 Ciudadanos
  • 24 losetas de Adoquín
  • 30 fichas de Tela
  • 20 losetas de Intersección
  • 60 losetas de Calle
  • 4 Tranvías
  • 80+ marcadores de madera
  • 8 cartas de modo solitario
  • Figura de Gaudí
  • 4 ayudas de jugador
  • Hoja de pegatinas
  • Hoja de desafíos
  • 2 Reglamentos Español y Catalán

Objetivo en Barcelona

En Barcelona, asumirás el papel de un constructor que trabaja en la nueva expansión de la ciudad. Tu objetivo principal consiste en construir edificios para acomodar a los ciudadanos que quieren abandonar la ciudad vieja y, en el proceso, también proyectarás calles, trazarás líneas de tranvía e instalarás servicios públicos. Incluso podrás explorar el modernismo, un nuevo estilo arquitectónico y artístico que ha ido ganando popularidad entre los ricos.


Barcelona

CÓMO JUGAR

Este eurogame se jugará a lo largo de una serie indeterminada de rondas, las suficientes cómo para completar uno de los track de ciudadanos en sus tres sectores que representan décadas. Cada vez que se complete un sector realizaremos una puntuación, siendo la tercera puntuación la que marca el final de partida. El motor de acciones del juego consiste en una colocación doble de discos de ciudadanos para activar de este modo la acción de la fila y la columna correspondiente; en caso de colocar en la diagonal podremos llegar a activar una tercera acción por turno.

El inicio de Partida

Comenzaremos la partida con un tablero personal que limitará nuestro almacén de recursos, tendremos distintas losetas de calle (anchas y estrechas), Losetas de modernismo, varios discos, cubos que representan pasajeros y un tranvía listo para recorrer las calles de Barcelona.

El Tablero central tiene unas acciones fijas para las primeras partidas y losetas que las van a cubrir para dar una mayor variabilidad en futuras sesiones. 3 Losetas de puntuación de final de ronda elegidas entre las 14 disponibles que dispondremos en cada uno de los sectores sobre los tracks de ciudadanos y los tres recursos principales a un lado del tablero.

Al margen del Tablero central tenemos uno auxiliar en el que pondremos las losetas de Modernismo y las de Servicios Públicos. Además este nos sirve como tablero para posicionar nuestras propias losetas de Adoquín e ir cobrando distintos beneficios inmediatos mientras ampliamos el espacio para recursos en nuestro tablero personal.

Los edificios

Uno de los elementos centrales en Barcelona serán los edificios, estas losetas de edificios las vamos a encontrar en 4 formas distintas. Por un lado están los edificios de esquina, que podremos colocar en la diagonal y no tienen beneficio alguno extra. Por otro lado tenemos las manzanas que tienen tres formatos distintos.

El juego presenta estos en tres formas, cada vez más avanzadas, la primera y más básica es una representación de cómo Cerdá pensaba que tenía que formarse en barrio. Lugares con zonas ajardinadas abiertas y con hogares disponibles para todos los estratos sociales. A medida que avanzamos la “calidad” iremos perdiendo esos edificios abiertos y estos van a requerir el uso de ciudadanos de clase media o alta.

Está bien representado y muestra como cuanto más “avanzamos en la calidad” de estos edificios más bajamos en el track de Cerdá, como muestra de que vamos en contra de su idea inicial sobre el barrio. Estos edificios avanzados nos recompensarán con avances en el marcador de la Sagrada familia de nuestros tableros personales e incluso pueden llegar a darnos PV directos.


Barcelona

Un turno en Barcelona

Cada uno de nuestros turnos lo comenzaremos con 2 discos de ciudadanos que pueden pertenecer a cualquiera de los 3 estratos sociales del juego, Clase Trabajadora, Clase Media o Clase Alta. Los vamos a apilar en el orden que queramos y los colocaremos en una de las intersecciones, en ese momento activaremos las dos o tres acciones (si están colocados en la diagonal) correspondientes.

Una vez que se resuelvan las acciones estaremos obligados a elegir un edificio que se pueda construir, y no importa la posición en la que este edificio se encuentre, ni si este edificio está adyacente o no a los ciudadanos que acabamos de colocar.

El edificio a construir debe tener a su alrededor los ciudadanos necesarios para ponerlo en juego. Si estamos hablando de un edificio básico podremos hacerlo con 2 ciudadanos cualquiera, y a medida que avanzamos el nivel nos pedirán distintos requisitos. Podremos losetas de mayor nivel sobre losetas ya construidas. Tras construir el edificio cobraremos los beneficios relacionados y retiraremos los ciudadanos requeridos para trasladarlos al track de progreso y puntuar de forma inmediata PV relacionados con la posición de menor valor visible en este track.

Este marcador de progreso está dividido en 3 sectores correspondientes a distintas décadas y al final de cada una se va a realizar una puntuación. Estas puntuaciones van a depender de unas losetas y generalmente van a marcar un multiplicador a partir de ciertos requerimientos en la loseta y nuestra posición en el marcador de Cerdá.


Barcelona

Las acciones

Vamos al corazón del juego, las acciones que activaremos cada vez que colocamos esa pila de losetas de ciudadanos y como las encadenamos son una parte muy importante de este juego. Es bastante curioso como, a pesar de que haya notables diferencias entre ellas, muchas veces nos veremos obligados a recurrir a las menos potentes por pura posición o por que en ese justo momento serán en camino más corto para alguna combinación interesante.

Os repaso lo que hace cada una de ellas y como afectan al juego si hay algo que destacar:

Obtener Dinero/Tela

Obtendrás de la reserva monedas o telas correspondientes. Para esto debemos tener espacio en nuestro almacén. En cualquier otro caso podremos elegir que recursos almacenamos.

Colocar Adoquines

Colocas una ficha de adoquín (la loseta que está más a la izquierda en nuestro tablero personal) en el Tablero Auxiliar adyacente ortogonalmente a una que ya se haya colocado antes.

Asfaltar Calles

Colocas una loseta de calle estrecha o ancha en una calle libre, y obtendrás 1PV o 2PV por cada vía que haya sido colocada de forma ininterrumpida en esa misma calle, esto incluye la calle recién colocada. En el caso de las calles estrechas colocaremos 2 en cada activación de la acción, si fueran anchas solo podemos colocar de una en una. Cualquier icono de recurso u otras recompensas que tapemos con la loseta la vamos a cobrar de inmediato.

Construir una Intersección

Cuando las construimos podremos llevarnos los beneficios que muestren todas las calles adyacentes, teniendo en cuenta que una vez asfaltadas estos beneficios estarán cubiertos y por tanto no nos vamos a beneficiar. Además a partir de ese momento cada vez que se coloquen ciudadanos sobre nuestra intersección nos llevaremos diversos beneficios. A más despejemos de nuestro tablero personal, mayores los beneficios.

Conseguir una Ficha de Modernismo

Eliges una ficha de Modernismo del Tablero Auxiliar y la traes a cualquier posición disponible de tu tablero personal pagando el coste requerido. Estas fichas muestran requerimientos de puntuación para el final de la partida.

Mejorar la puntuación de una posición de Ficha de Modernismo

Con esta acción puedes desplazar uno de los cubos en posiciones de Ficha de Modernismo para mejorar el multiplicador de puntuación de la ficha en esta posición.

Construir Servicio Público

Pagamos las monedas necesarias para construir la loseta superior del Servicio público deseado. Solo vamos a poder construir una vez cada tipo de servicio. Estas losetas nos van a dar una cantidad de puntos de victoria, avances en el marcador de Cerdá y un beneficio que suele significar hacer algún tipo de efecto de acción extra.

Mover el Tranvía

Esta es una de las acciones más importantes en el juego, dado que abre la puerta a multiplicar la eficiencia de nuestro turno. Vamos a disponer de 2 puntos de movimiento con los que desplazar nuestro Tranvía, y hay que tener el cuenta que los movimientos por encima de nuestras calles asfaltadas no va a suponer gasto de puntos de movimiento.

Podremos detener el tranvía en cualquier calle y, si no hubiera uno ya, dejar un pasajero (representado por un cubo) pagando el coste correspondiente. Si dejas el pasajero, podrás activar la acción asociada a la fila, columna o diagonal de la propia calle.


Barcelona

Final de partida

El final de una partida a Barcelona llega cuando se realiza la puntuación de la tercera ronda. En ese momento se va a completar la ronda actual y se va a proceder a esta puntuación final. Si la puntuación de la tercera ronda coincide con el turno de quien vaya en último lugar, el juego podría terminar de inmediato. Se añaden a la puntuación actual puntos de victoria por lo siguiente:

  • Los adoquines que hayamos despejado
  • Puntuación con respecto a los pasajeros colocados
  • Puntuación por multiplicadores de Fichas de Modernismo

Quien haya acumulado una mayor cantidad de puntos de victoria se alzará con la victoria.

Resolución de empates

En caso de empate, estos se van a resolver en favor de quien esté más avanzado en el Marcador de Cerdá, si persiste el empate en favor de quien esté más avanzado en la Sagrada Familia y si aún persiste se desempata en base a marcadores de propiedad de edificios. Si después de estas tres condiciones de desempate seguimos empatados, nos toca compartir la victoria.


Barcelona

Opinión

La copia de Barcelona que veis en las fotos de esta reseña pertenece a Doctor Meeple, y yo he hecho la reseña con una copia cedida por Board & Dice. Barcelona es un juego que me ha dado tiempo de sobra a probar y al que llevo unas 11 partidas si cuento las sesiones en digital que jugué incluso antes de su publicación. Lo he jugado a todo número de personas varias veces. Y si os interesa comprarlo lo podréis hacer en Jugamos Una por 53,96€.


Barcelona ¿Qué ofrece?

Esta es mi reseña de Barcelona, un juego de mesa Eurogame para perfiles avanzados que tiene reglas de dificultad media, pero las estrategias no son sencillas de desarrollar. Podríamos catalogar el juego como una ensalada de puntos con un protagonismo enorme de las mecánicas. Sin Embargo, y esto es una de las cosas que más destacan, es un eurogame que bebe mucho del tema que toma y esto se refleja en muchos aspectos del juego.

Ya en el reglamento se nota como se justifica el tema detrás de cada mecánica que es protagonista del juego. Es de agradecer (al menos es algo que yo aprecio) que mientras leemos las reglas podamos disfrutar de “notas históricas” en párrafos claramente indicados. Cómo los ciudadanos de distintos estratos sociales llegaban a Barcelona a vivir en estos nuevos bloques, las losetas distintivas, los tipos de calles, la forma octogonal de las plazas en las intersecciones, la elección de los recursos principales… y así hasta un total de 10 notas históricas y 2 notas del autor que muestran la preocupación por implementar el tema de forma adecuada.

A pesar de todo este esfuerzo Barcelona sigue destacando por sus mecánicas. La selección de acciones, constantes puntuaciones e interacción por posicionamiento son cosas que destacan del juego y en ocasiones nos hacen verlo más seco de lo que en realidad es. No se puede negar que este juego sea una ensalada de puntos, y esto es algo que debemos tener en cuenta para bien y para mal. Debemos disfrutar un tipo de euros con puntuaciones exageradas si queremos disfrutar al 100% Barcelona.

Lo más importante es que la decisión en cada turno “solo” se basa en una simple colocación de dos losetas. Haciendo el formato de los turnos sencillo, pero con muchas decisiones detrás.


Barcelona

Aspecto y componentes

En cuanto al aspecto gráfico de Barcelona tengo sentimientos encontrados. Lo primero que debo destacar es la notable mejora en los trabajos gráficos por parte de Board & Dice, creo que en los últimos títulos no estuvieron muy acertados y en este juego han subido el nivel. Juegos como El ejercito de Terracota dan muestra de que los tableros de B&D acostumbran a ser horribles. En este, la portada es excelente y el tablero cumplidor. Tengo que confesar que la combinación de colores (mayormente tonalidades azules y amarillas) no me termina de convencer, pero al menos es evocador y tiene cierto sentido.

En cuanto a calidades y cantidad de componentes; una caja repleta de contenido con las calidades esperadas por parte de Board & Dice, cumplen y es lo que se espera de un juego de este tipo. Mucho troquel y apenas madera, de la cual solo los tranvías tienen forma personalizada. Esto por un precio en tienda de 53,96€, no está mal, creo que entra en los estándares actuales.

Lo peor de Barcelona

El punto más criticable de Barcelona está en la puntuación. Vernos obligados a puntuar por todo, algo que en parte devalúa la importancia de puntuar. No es que a mi me parezca que las puntuaciones tan exageradas molesten al final de la partida (que también), sino que tienes la sensación de que todos los turnos terminarás puntuando de alguna forma. La vuelta a este punto negativo es que, en la mayoría de los casos, los turnos sin puntuar suelen significar una cadena de puntuación en rondas futuras; algo que es muy satisfactorio.

Pienso que el juego tiene varios flecos en cuanto a la edición que afectan de manera directa a las mecánicas, y hacen que lo vea un poco incompleto. Ya comentaré en mi opinión personal lo que pienso sobre dejar fuera las losetas de bonificación de construcción variables (para publicarlas como promocionales) o la extraña decisión de que el track de la Sagrada Familia sea el único del juego que no nos llegue a compensar por desbordarlo. Detalles que podrían mejorar la experiencia si el editor hubiera querido.

Lo mejor de Barcelona

Barcelona me aporta frescura y un conjunto de mecánicas que lo hace bastante original. En un nicho de constantes colocaciones de trabajadores, rondeles, draft de dados y motores movidos por cartas; es de agradecer ver algo no habitual. Si es verdad que este juego no ha inventado la selección de acciones en base a filas y columnas; pero todo el proceso de apilado de 3 tipos de losetas de ciudadanos, la selección de acciones y cómo estas están ligadas a la construcción de edificios primero y luego al avance de la partida… me hace verlo como un juego bien hilado. Cada parte de la mecánica están encajada como un puzle que funciona muy muy bien, y lo mas importante es que se sale de lo habitual en un género que debería agradecer estos aportes distintos.

Luego está la parte temática y como esta y la mecánica están ligadas. Que si… ya sabemos que no deja de ser “otro euro seco en el que mover engranajes”; pero estos engranajes tiene su justificación y me parece algo muy a valorar.

El último punto que destaco es como la interacción está presente de principio a fin y sin tener que ser de un modo negativo en todo momento. En Barcelona podremos “auditar” y de hecho debemos hacerlo para jugar bien. Todo lo que hacen los demás es importante y puede ser la diferencia entre arañar una gran cantidad de PV en una ronda de puntuación o no. No vas a jugar solo.


Barcelona

¿Qué tal se comporta a distinto número?

No es un juego que yo prefiera a 2, si bien es verdad que el final de la partida se ajusta según el número de personas en mesa, Barcelona no está hecho para que yo lo disfrute con poca gente en mesa. Del mismo modo puede ocurrir que un número excesivo de gente añada mucho caos a las partidas; así que es mejor valorar que estilo de juego se adapta mejor a nuestros gustos. Lo que está claro es que el punto medio que nos ofrecen las partidas a 3, va a ofrecernos su mejor versión.

Si os hablo de mi experiencia personal y tuviera que elegir entre 4 y 2, me quedo con 4. Pero no me extrañaría que hubiera gente que lo valorase de forma más positiva a 2, el tiempo se reduce, tenemos mayor control y posiblemente más oportunidades de saber el estado en el que tendremos el tablero cuando llega nuestro turno. Además cuantos mas seamos en partidas, más posibilidades de presencia de Análisis Parálisis y esto es algo que en una partida a 4 puede arruinar mucho la experiencia.

Así que en resumen y dejando un poco de lado mi gusto personal, creo que el número ideal, como ocurre con otros tantos eurogames, es 3; pero el juego llega a comportarse bastante bien a cualquier número. Solo depende de si apreciamos más lo ajustado, medido de acciones de las partidas a 4; o un mayor control y tiempo para desarrollo en partidas a 2.


Barcelona

Mi opinión más personal

Este es un juego curioso sobre el que tengo una opinión muy personal. Me gusta el cuidado por el rigor temático, el marco histórico en el que está ambientado y, como ya he dicho en otras ocasiones, agradezco cuando los juegos de mesa me generan curiosidad por aprender otras cosas. Creo que por eso lo sigo viendo su diseño más interesante.

Esta es la primera pincelada de lo que Dani García puede llegar a ofrecer y ya vemos muestras de lo que serán algunos de sus sellos de identidad. Juegos sin rondas fijas, variables entre partidas, con un protagonismo mecánico total y una puntuación abundante. Barcelona también nos deja muestras de que como autor apuesta por un motor original en cada uno de sus juegos, aportando frescura cada motor que mueve sus juegos.

A Barcelona le faltan algunos detalles y le sobran otros para que lo vea completamente redondo. El Track de la Sagrada Familia se me hace injusto para quien lo completa, siendo el único track del juego que no te recompensa por superar el máximo, las acciones impresas en el tablero generan algunos patrones de repetición y dan demasiado protagonismo al tranvía. Y que las 4 losetas de Bonificación de Construcción o los edificios de esquina se hayan mejorado en versión promocional… me parece desacertado por parte del editor.

Si hay algo que encaja un menos conmigo son las constantes puntuaciones y que se terminen las partidas con PV tan exagerados. Y aún así se va a llevar una de las mejores notas que se ha llevado un juego español hasta la fecha, porque el resto de decisiones de diseño lo siguen posicionando en muy buen lugar.

¿Merece la pena?

Es bastante complicado meterse en la piel de quien va a pasar por caja y saber si, a la hora de reseñar, estamos en disposición de valorar si un juego que me gusta tanto como este os va a merecer la pena. Es un juego muy particular que, para disfrutarlo, nos hará pagar varios peajes. Yo pongo el la balanza lo que me ofrece y el resultado final es bastante a favor; de hecho un par de ajustes lo hubieran hecho un indiscutible en mi listado de “Juegacos”, pero terminará yendo directo a recomendados con una nota excelente, a la par de Sabika (reseña aquí) aún no siendo un enamorado de los rondeles.

Debemos aceptar que estaremos puntuando a lo largo de toda la partida y que el 90% de nuestros turnos terminarán avanzando nuestro marcador de puntuación. De hecho a medida que la partida avanza, optar por no construir nos puede derivar en perder cantidades de PV importantes; así que sentirás que el propio juego te presiona para seguir en esa continua rueda de puntuación. Esto es algo que no va a agradar a todo el mundo.

Además es un eurogame con bastante interacción en el que otras personas te van a parar en seco en las puntuaciones intermedias, en muchos casos no tienes tantas opciones de respuesta o planificación. Sin embargo, todo se siente tan bien engranado… cada decisión es importante y la misma acción de colocar ciudadanos tiene tantos factores de decisión que lo hace un juego muy satisfactorio de jugar. Esto unido al mimo que hay detrás de la implementación temática, lo hace un juego que bien merece mi recomendación.


Características a valorar

A continuación os dejo con varias características a valorar. Estas no tienen que ver con la calidad del juego en si. Más bien es una forma de definir lo que nos vamos a encontrar de una forma objetiva. Cada una de estas características las vamos a añadir a la valoración; pero no va a contar como media para las votaciones finales.

  • Interacción: Interacción del juego, si la barra está alta es un juego de interacción constante y abajo totalmente multi-solitario. Constante. La interacción suma y la buscaremos por necesidad incluso en partidas a 2.
  • Variabilidad: La cantidad de herramientas que el juego nos proporciona a la hora de darnos partidas distintas. La verdad es que los cambios entre Edificios públicos y losetas de puntuación lo hacen muy variable. Hubiera agradecido que la variabilidad extra de los packs promocionales vinieran incluidos.
  • Originalidad: Siempre que esta propuesta original se haga con éxito. Selección de acciones en base a filas y columnas puede no resultar algo novedoso, pero como esto está hilado lo hace un juego bastante distinto.
  • Mecánicas: Cómo de complejo es mecánicamente el juego, a mayor sea la barra más complejo será el juego. Complejo de base, pero con reglamento de euro medio en el que todo se comprende bastante bien a la primera. La dificultad está en moverlo de forma óptima.

Barcelona
Puedes apoyar a la web y el canal del Twitch en nuestro Patreon para acceder a su vez a sorteos mensuales de juegos de mesa, encuestas sobre contenido y peticiones o dudas sobre reseñas futuras. Apoya el proyecto en este Link.
Mishi Geek está patrocinado por “¿Jugamos Una?”
Consigue un 5% de descuento en tu primera compra en jugamosuna.com registrandote con este link.
(Recordad activar el bono con vuestra primera compra)
RESEÑA EN ESPAÑOL DE BARCELONA - JUEGO DE MESA
Barcelona – Reseña. ¿Aguanta el tipo?
Recomendado
En Barcelona tenemos un rara avis en cuanto a los euros centrados en mecánicas. Un juego con la mecánica muy protagonista, pero con un concepto base que se nota que bebe directamente de su temática y que tratando de otra cosa sería menos efectivo. Este es un juego basado en un tipo de acción directa y a priori sencilla, pero que esconde muchas consecuencias derivadas. Engranado, original y con una interacción presente, pero no dañina. Estos son los puntos por los que destaca este juego de mesa. Recurrir a constantes puntuaciones y algunas decisiones editoriales que han perjudicado el producto final, bajan un par de enteros y hacen que no pueda mandarlo directo al grupo de juegacos de la web. Pero es de sobra un recomendado si ese escollo de las constantes puntuaciones no os resulta negativo.
Aspecto / Componentes
7
Interacción
8.8
Variabilidad
7.5
Originalidad
8.1
Mecánicas
8.2
A Favor
Sus mecánicas directas y como todo está hilado a partir de un turno sencillo a priori
La preocupación por ligar temática y mecánica tanto en el juego como en el reglamento
Su interacción casi obligada que llega a funcionar incluso con 2 personas en la partida
En Contra
Las constantes puntuaciones al final del 90% de los turnos hacen que la experiencia vaya más allá del concepto ensalada de puntos. Llegando a ser tedioso.
Algunas decisiones por parte del editor podrían haber proporcionado una mayor variabilidad al juego base, pero decidieron hacer pack promocionales.
8.4
Cómpralo en "Jugamos Una"