pavlov house

La casa de Pavlov [Reseña]

Last updated:

Hace poco que tenemos la versión española de La casa de Pavlov de la mano de NAC Wargames, la línea de Más que Oca dedicada al juegos histórico y los juegos de guerra. Tras varias partidas (sobre todo en solitario) os voy a dejar mi opinión sobre este Wargame táctico con tan buena fama en solitario.


Jugadores:1 a 3
Duración:60 – 75 minutos
Edad:12+
Dureza:2.63
Precio:53,96€
Género:Wargame – Táctico, Solitario, Puntos de Acción.
Editorial:Más que Oca / NAC Wargames
Diseñador/a:David Thompson

«Ni un paso atrás».

— Stalin

¿Qué es la Casa de Pavlov?

La Casa de Pavlov era un edificio de apartamentos fortificado utilizado como zona de resistencia por el 62. ° Ejército soviético durante la crucial Batalla de Stalingrado en la Segunda Guerra Mundial. Los defensores soviéticos, principalmente de la 7ª Compañía, 3º Batallón, 42º Regimiento de Fusileros de la Guardia de la 13ª División de Guardias, resistieron durante casi dos meses un constante asalto alemán. El nombre del edificio se tomó de Yakov Pavlov, un sargento que dirigió el asalto inicial que resultó en la captura del edificio de manos de los alemanes. La historia de la Casa de Pavlov fue una pieza clave de la propaganda soviética y se utilizó como símbolo de la increíble resistencia de las fuerzas soviéticas durante la Batalla de Stalingrado.

Pavlov´s House o La Casa de Pavlov está diseñado principalmente para ser jugado en solitario, aunque incluye variantes para hacerlo con dos o incluso con tres personas. Desde mi perspectiva esto es más bien un parche y el juego luce en solitario. 

En la Casa de Pavlov tomas el control de los valientes defensores soviéticos en Stalingrado, que atrincherados en el edificio tratarán de resistir los constantes ataques alemanes durante casi dos meses. También controlas a los líderes del 62º Ejército soviético que hicieron posible la defensa de la Casa de Pavlov.


PAVLOV ALEMANES

Objetivo del juego

El objetivo de la Casa de Pavlov es aguantar defendiendo la casa mientras tratamos de asaltar a las unidades alemanas durante la Batalla de Stalingrado. En el juego, esto se lleva a cabo a través de cartas que representan elementos del 6º Ejército alemán.

Materiales

El mapa en tablero montado nos detalla tres zonas:

  • En la izquierda podremos ver la ciudad de Stalingrado con diferentes zonas en las que interactuar: podremos colocar defensas antiaéreas, trataremos de meter comida y munición a la casa, colocaremos marcadores de comunicación…Todas estas zonas serán de gran ayuda para los habitantes de la casa y de su correcto mantenimiento dependerá la suerte de estos. Este mantenimiento habrá de ser continuo, debido a que los constantes bombardeos alemanes impactarán en estas zonas, obligándonos a redirigir nuestros esfuerzos en limpiar y controlar Stalingrado.
  • En el centro del mapa podemos ver el barrio donde se encuentra la casa. Aquí el acercamiento del ejército alemán será palpable. Las unidades de infantería de diferentes tipos o los temidos Panzers tratarán de hacer volar el edificio desde aquí.
  • Por último, a la derecha del tablero tendremos el edificio en sí, con las ubicaciones a defender. Aquí estarán nuestros héroes tratando de aguantar sea como sea.
Las cartas

No son las mejores que he visto, pero son funcionales y claras. Tendremos diferentes mazos, que son el motor del juego. Nosotros escogeremos nuestras acciones con el mazo soviético y los alemanes harán sus acciones con lo que designe su mazo de juego.

Marcadores y fichas

Muchos, variados y de grosor similar a la gama media de cualquier eurogame.

Libro de reglas y hoja de ayuda

Claro, limpio y rápido. No necesitarás revisar cuarenta veces las reglas, es un juego de desplegar y jugar. El libro de reglas no deja lugar a interpretaciones raras y la hoja de ayuda te guía desde el primer minuto sin necesidad de recurrir al libro grande en ningún momento.

Libro de referencia histórica

Aquí me quito el sombrero y aplaudo por este detalle, es una puñetera delicia. Generalmente los juegos con trasfondo histórico incluyen un texto más o menos profundo y grande donde dan unas pinceladas del tema, pero aquí han incluido un documento digno de ser comprado solo para degustarlo. Se ve que el diseñador ha puesto interés en esto y solo por esta lectura ya merece la pena acercarse a este juego.


PAVLOV CASA

La Casa de Pavlov, ¿por qué destaca?

La Casa de Pavlov nos pone en la tesitura de defender esa casa con uñas y dientes, el juego es un ‘Tower Defense’ de libro. Oleadas de alemanes a las puertas de la casa, bombardeos constantes por toda la ciudad, francotiradores que harán bajas con cada tiro que realicen, Panzers que tratarán de derribar la vivienda y nosotros tratando de tapar agujeros para que el barco no se hunda.

Es una mecánica que estamos cansados de ver, pero es la primera vez que la utilizan tratando de representar un hecho histórico y que le viene al pelo al momento en el que el juego ha puesto su lupa.

El juego se centra en tres fases por turno:

Preparar Stalingrado

Robaremos cuatro cartas soviéticas y decidiremos qué hacer con ellas. Podremos colocar cañones antiaéreos para tratar de derribar los bombarderos, podremos cargar o entregar suministros a la casa desde las flotillas militares del Volga, podremos preparar artillerías que defiendan los alrededores de la casa de los avances alemanes, podremos enviar refuerzos a la casa… Cada carta nos dará dos opciones y cada opción a su vez otras dos o tres en función del tipo. Este apartado nos permitirá ordenar, limpiar la ciudad y prepararla para la siguiente oleada, pero las medidas son limitadas y los recursos también, de ti dependerá dónde invertirlos.

Los alemanes “vienen con el mazo”

Robaremos tres cartas de la Wehrmacht y con ellas activaremos a los enemigos. Estos podrán atacar a los defensores de la casa o al propio edificio, bombardearán Stalingrado y penetrarán por las calles hasta cercar el edificio. En función de las medidas tomadas en la fase anterior nuestras defensas serán mejores, pero como he indicado antes, el barco está lleno de agujeros y esta fase nos dejará aun más tocados. Se trata de aguantar otro turno, apretar los dientes y seguir reforzándonos.

Movilizaremos las unidades que están dentro de la casa

Esta será la única fase en la que no utilizaremos cartas, aquí todo lo que está dentro de la casa tratará de activarse para realizar diferentes acciones. Nuevamente las posibilidades son limitadas y de nada nos servirá tener la casa llena de gente, puesto que solo podremos hacer tres o cuatro acciones en el mejor de los casos y cada acción agotará a la unidad activada. Es el momento de tirotear unidades de infantería de los alrededores de la casa, utilizar ametralladoras, colocar observadores de vanguardia, pedir refuerzos o utilizar a los mandos para recuperar unidades. Sin olvidarnos de asaltar, porque si importante es aguantar, más aún es tener la capacidad de derrotar a los alemanes y, para eso, saldremos de la casa y realizaremos asaltos. Si queremos ganar, debemos asaltar.


PAVLOV MANO

El final de la partida

El final de la partida lo marcará una carta que nos propondrá el asalto definitivo, como si de un monstruo final se tratase. Debemos enfrentarnos en asalto al grueso de las unidades alemanas, si los derrotamos seremos héroes soviéticos, si nos derrotan caeremos en el olvido, cosa bastante sencilla puesto que perderemos inmediatamente si los alemanes entran, si la casa se queda vacía o si se desorganiza la ciudad. Ser un héroe no es fácil, pero de nosotros dependerá que el avance alemán termine en esta preciosa ciudad. Agarra tu orgullo y defiende esta casa o perece en ella.


LA CASA PAVLOV

Opinión

La casa de Pavlov es el primero de una serie de tres juegos. El éxito de este Pavlov hizo que la editorial se lanzase a por más y parece que la churrería se ha puesto a funcionar. Ahora, la reciente NAC nos trae en castellano el mayor referente de Dan Verssen Games y yo me alegro por ello. Este juego representa un evento extraordinario y poco reconocido de la Segunda Guerra Mundial y creo que lo hace de una manera excelente. Recrea los diferentes avatares que sufrieron los allí presentes y a medida que vamos avanzando en la partida el agobio por seguir aguantando es cada vez más exigente.

Lo más interesante

La sencillez del juego y sus mecánicas hacen que sea un juego accesible y para todos los públicos. Las reglas son claras y concisas. No falta un punto y no le sobra una coma. Cualquiera con experiencia o sin ella puede jugar este juego sin miedo a que el reglamento le sobrepase. 

Otro de los aspectos interesantes es que te cuenta una historia a medida que vas adentrándote en él. No solo defendemos la casa, lo que pasa en Stalingrado nos afecta y eso lo hace muy bien ese diseño del tablero con tres zooms diferenciados (ciudad, barrio, edificio). 

Partes negativas

La rejugabilidad puede que sea la menor de sus virtudes. Recientemente hay otros títulos, como por ejemplo el editado en castellano Dawn of the Zeds, que proponen un ‘tower defense’ escalando dificultad y con múltiples escenarios, y mientras que aquí tendremos el mismo escenario para todas las partidas. Eso no es malo de por sí, y aunque creo que derrotar a los alemanes nos va a llevar muchas partidas, me obligó a comparar este juego con aquel, puesto que sus mecánicas se parecen en gran medida.


PAVLOV MANUAL

Punto por punto

  • Accesibilidad: Desplegar y empezar a jugar. Lo puede jugar cualquiera y sin miedo a un acceso enrevesado. Es el regalo ideal para tu suegro, el que habla de Stalingrado en cada cena de Navidad.
  • Rejugabilidad:  Si no te importa que el arranque sea siempre idéntico tendrás partidas hasta aburrirte y podrás retomarlas dentro de 10 años sin tener que estudiar tres oposiciones. Si te aburres de recibir balazos y bombardeos, a la estantería. Dentro de un mes o dos años podrás desplegarlo sin problema.
  • Tema: Su mayor virtud. Si no conoces la historia se la podrás contar a tu suegro (sí, el mismo al que te he propuesto regalárselo), quedar como un señor y además recrearlo en el salón de tu casa. Pavlov pasará a ser como de la familia. 
  • Cosas negativas:  Pues quitando la rejugabilidad no se me ocurren muchas más cosas. Puede que haya jugadores que se quejen de que pueda llegar a ser repetitivo, pero considero que los juegos con esta mecánica tienen un perfil similar en este aspecto y habrá turnos que toque repetir acciones hasta conseguir ordenar la situación.
  • Cosas positivas:  Antes de nada, agradezco que cada vez tengamos más oportunidades de conseguir wargames o juegos de temática bélica en castellano. Que se hayan animado a sacar en castellano un juego solitario y con un tema bélico no muy conocido por estos lares es desde mi punto de vista arriesgado, sirva esta reseña para agradecer que cada vez tengamos mayor oferta en nuestras tiendas. En cuanto al juego, creo que el tema está muy bien representado y con dos pinceladas de reglas tienes un gran rompecabezas con el que sufrir mientras defiendes las cuatro paredes de la Casa. El libro histórico que acompaña el juego ya merece su compra. Si eres de solitarios, no tienes excusa, este juego debe estar en tu ludoteca.

PAVLOV CAJA
Mishi Geek está patrocinado por “¿Jugamos Una?”
Consigue un 5% de descuento en tu primera compra en jugamosuna.com registrandote con este link.
(Recordad activar el bono con vuestra primera compra)
pavlov house
La casa de Pavlov [Reseña]
Sencillo y muy temático
La casa de Pavlov es un juego táctico al alcance de cualquiera y muy recomendable en solitario. Siempre son buenas noticias que nos empiecen a llegar este tipo de juegos en nuestro idioma y debo destacar el Libro de referencia Histórica como uno de los añadidos al juego para quitarse el sombrero. No estoy del todo convencido de la rejugabilidad y posiblemente este sea uno de los puntos flacos de La casa de Pavlov, si no te importa que las partidas se parezcan entre ellas es un bache que no va a importar. Desde luego este es un juego que hará las delicias de todos los amantes de los juegos en solitario y acercará al público más ligado a otro estilo de juegos de mesa a los wargames tácticos.
Nota de lectores23 Votos
8.2
A Favor
Sencillo y muy buena puerta de entrada
Hay que aplaudir el añadido del "Libro de referencia histórica"
En Contra
Dado que los turnos son bastante parecidos entre partidas puede flojear en rejugabilidad
8.1
Cómpralo en "Jugamos Una"