MAZESCAPE

Mazescape – Primeras Impresiones

Os traigo mis primeras impresiones tras probar Mazescape – Labyrinthos y Mazescape – Ariadne. Un juego que es un rompecabezas, o ¿Debería decir un rompecabezas que es a la vez un juego? Con un diseño muy original este lanzamiento de Devir ofrece algo nuevo para el público en formato “Un Jugador”.

Estas primeras impresiones de Mazescape se han hecho con una copia de cada versión del juego cedidas por Devir. De este modo y sin ser una reseña completa podemos explicaros lo que ofrece.


Mazescape – Labyrinthos / Ariadne

Jugadores:1
Duración:Según Dificultad
Dureza:0.5
Edad:8+
Autor/a:Pablo Céspedes; Víctor Hugo Cisternas
Editorial:Devir Games
Fecha:Junio 2021
Género / Mecánicas:Tablero Modular, Mapas Múltiples, Resolución de Puzles
Mazescape - Primeras Impresiones
Mazescape nos proporciona una serie de puzles que nos trasportan a un mundo misterioso, solitario e intrincado. Un mundo laberíntico de geometrías imposibles en perpetuo cambio. Para escapar deber encontrar el esquivo Triángulo Imposible, que te transportará al mundo real … o al siguiente laberinto.
Mazaescape es un juego de resolución de laberintos que utiliza los componentes mínimos: un puntero y el propio mapa desplegable como herramientas para resolver los desafíos. Contiene 7 laberintos diferentes con una dificultad diferente. Y por último un desafío que permite jugar de nuevo todos los laberintos.

¿Cómo funciona Mazescape?

El juego nos proporciona un simple puntero de madera, para señalar nuestro recorrido a través de cada uno de los diferentes laberintos o mazescapes. Cada Mazescape es un tablero diferente, con diferentes ilustraciones y una dificultad incremental en niveles del uno al siete.

Basado en esta mecánica tan sencilla Mazescape puede parecer un simple “laberinto tradicional”, como los que puedes encontrar en cuaderno de crucigramas. Pero nada más lejos de la realidad. La clave en Mazescape es que el propio Tablero cambia. Se pliega y repliega sobre si mismo alrededor de nuestra ubicación. Sin poder mover nunca la zona del tablero en la que el puntero se encuentra. Esta, aparentemente simple, mecánica hace que el laberinto esté cambiando constantemente a nuestro alrededor. Pero este cambio no es solo para confundirnos, también es la herramienta básica que tenemos para salir, puesto que el laberinto ha de cambiar para poder resolverse.

Cada mazescape tiene una forma de juego, digamos, “básica” que consiste en encontrar la salida, pero cada nivel propone una serie de “misiones secundarias” que requieren ir encontrando o recolectando diversos objetos perdidos por el laberinto, y es ahí donde cada laberinto brilla en todo su esplendor. Cuando terminas todos los laberintos con sus misiones secundarias (cosa que con dos días de juego intensivo para estas primeras impresiones de Mazescape yo no he conseguido) te proponen un nuevo recorrido como desafío final por todos los laberintos buscando otra serie de objetos que estaban en el mapa, pero a los que no habías dado importancia intentando escapar como un desesperado. Y, creedme, estos laberintos no te los aprendes de memoria, ni mucho menos.


Mazescape - Primeras Impresiones Ariadne

Componentes y Aspecto

Estaba deseando hablar de esto en particular, porque algo que me ha encantado de Mazescape, tanto Labýrinthos como Ariadne, es la apariencia física excelente de ambos.

Las cajas son de cartón duro satinado, con la tapa magnetizada, en un tamaño perfecto para hacerlo portátil, más ligero que un libro de bolsillo y elegante para añadir a la colección.

El Arte de Mazescape

Lo primero que me gustaría alabar es el Arte, personalmente creo que para un juego minimalista como este no podía estar mejor escogido. Las ilustraciones de cada laberinto son ligeramente diferentes y con detallitos que hacen mucho por crear ambiente, pero para nada hacen el mapa recargado ni dificultan a la hora de resolver los laberintos (y esto es un factor importante).

Cada uno o dos niveles el “tema” de fondo del mapa cambia. Utilizando otra gama de colores (para mi todas escogidas con muy buen gusto). Y los elementos de decoración. Personalmente, como primera impresion, cada vez que pasaba al siguiente “color” de laberinto me sentía como cuando jugaba a aquellos viejos arcades de plataformas (Prince of Persia, Ghosts’N Goblins, Rastan, etc) que con solo dos detalles y una gama de color diferente te daban la sensación de estar en un lugar completamente distinto.

Otra cosa que me gusta de Mazescape es que plantea el laberinto en una proyección isométrica, pero está constantemente haciendo “trampas” con esa perspectiva, en un estilo que de primera me recuerda al artista M.C. Escher y sus geometrías imposibles. De hecho, estos trucos visuales con la perspectiva están integrados formando parte esencial del juego, y en ocasiones logran que tu propio cerebro se vuelva del revés, dejándote gratamente sorprendido y completamente perdido en el laberinto.

Para Un Jugador

Como jugador de juegos en solitario (y esto es solo mi opinión) creo que hay cosas que pueden perjudicar a un juego de Un Jugador mucho más que a un juego multijugador: un despliegue demasiado aparatoso, una caja enorme llena de aire o con decenas de componentes, que solo intentan “engordar” el juego para aparentar otra categoría o subir el precio. Mazescape carece de esos defectos, su diseño es, como hemos dicho, minimalista y para mi no le falta ni sobra nada dentro de lo que el juego pretende abarcar. Creo que diseñar con el mínimo de elementos no es fácil y las primeras sensaciones que produce Mazescape, con aparentemente tan poco, son muy buenas.

Uniendo ambas cosas, por nuestra parte queda claro; las primeras impresiones acerca de los componentes, aspecto y sensaciones de Mazescape no podrían ser mejores.


Caja de Labyrinthos - Mazescape

¿Qué clase de juego es?

Vale “ahí le has dado” porque este es el elemento más peliagudo de Mazescape, porque se que muchas y muchos podríais decir “¿Pero es Mazescape realmente un juego?” Y ahí no las tendría todas conmigo en una discusión ¿Es un juego? ¿Es un puzzle? ¿Es, acaso, un rompecabezas más emparentado con un cubo de rubik o con un tangram, que con un Dixit o un Catan? Bueno pues ahí os diré que para mi es algo completamente nuevo, a medio camino entre ambas cosas.

Desde luego va más allá de un laberinto que puedas encontrar en la revista “Crucigramas” ¿Por qué? Para empezar es imposible, literalmente, visualizar el mapa completo de un vistazo. Ni siquiera aunque despleguéis el mapa completamente. Porque el laberinto es distinto en cada momento. Varía en función de que caras estén plegadas (y como). La forma de plegarse es diferente según el nivel.

Esta interactividad con el mapa y la imposibilidad real de hacerte una imagen 2D o 3D del lugar en el que convierte a Mazescape en una locura laberíntica, que nada tiene que ver con un laberinto tradicional.

Este mismo factor que crea mapas distintos según los dobleces del tablero afecta de forma distinta según la ubicación del puntero (es decir, de donde este el jugador en ese momento). Y por esta razón es imposible resolver el puzle sin entrar, literalmente, al laberinto y jugártelo.

Si no es un “Juego” es una “Experiencia”

Para mi ese nivel de interactividad convierte a Mazescape en un “juego”. Pero si me pidierais que lo definiera en una categoría, a la que pertenece sin discusión, diría que: Mazescape es una experiencia inmersiva para un solo jugador. Porque realmente lo que a mi me ha maravillado del juego es la sensación auténtica de perderte en un folio, de sentirte desorientado, doblar un recodo, plegar el mapa pensando que ya lo tienes y decir con asombro: “me he vuelto a perder… ¿Cómo es posible?“.

Conclusiones

Concluyo estas primeras impresiones de Mazescape sin tener claro si puedo decir que es un excelente juego en solitario, porque no puedo argumentar 100% que sea un juego “al uso” pero desde luego creo que es una excelente experiencia para un solo jugador que con unos componentes absolutamente mínimos te “transporta a un espacio físico diferente”. Creo que si te gustan los cubos de rubik, los puzles mentales, los juegos de enigmas o escape rooms, los juegos de acertijos, etc., tienes que probar Mazescape, porque es algo tremendamente original y atrevido en el género, con una calidad de alto nivel.

Como he dicho antes, esta sensación de hibrido entre un pasatiempo y un juego de mesa no lo puedo valorar como algo negativo. Hay factores como la inmediatez o la forma en la que los pasatiempos funcionan en solitario que hacen sumar muchos enteros a lo que ofrece Mazescape. Espero que podáis probar Mazescape cuando salga al mercado y compartáis vuestras opiniones en los comentarios de estas primeras impresiones, por saber cuantos/as coincidís conmigo en sensaciones..


Mishi Geek está patrocinado por “¿Jugamos Una?”
Consigue un 5% de descuento en tu primera compra en jugamosuna.com registrandote con este link.
(Recordad activar el bono con vuestra primera compra)