Bienvenidos a la guía de estrategia para Root. Una recopilación de tácticas y estadísticas del juego en la que pretendo mostrar datos y formas de jugar optimas. Este es el quinto capítulo en el que nos vamos a centrar en El Vagabundo.

Si no habéis leído nada de esta guía os aconsejo empezar por el primer capítulo en el que hago una introducción a la estrategia general e intentar leer en orden todas las facciones ya que puede haber información útil en entregas previas.

Este va a ser el primer capítulo en que que voy a incluir información de la la expansión “Los Ribereños”, de aquí en adelante iré actualizando guías anteriores con las interacciones con otras facciones de dicha expansión.

En este episodio voy a usar algunas fotos de mi compañero en “Sentido Antihorario”. Ademas, aprovecho para recomendaros que os paséis por su reseña de Root que, como de costumbre, está acompañada de un hermoso reportaje gráfico.

Foto de Doctor Meeple

El aventurero solitario.

Una de las cosas que mas llaman la atención de Root es su asimetría y dentro de ella, pienso que el mejor ejemplo es el Vagabundo. Un tipo que va solo en un bosque lleno de ejércitos en batalla que se enfrentan en enormes números. Cuando Cole pensó en el juego por primera vez lo iba a adaptar a las guerras de Afganistan. El Vagabundo iba a ser un soldado inglés de dudosa reputación que se aprovechaba de todos los bandos en la contienda mientras traficaba con diversos productos para sus soldados. Creo que ese espíritu se transmite perfectamente en su forma de “ecualizar” el tablero.

La mayor fuerza del Vagabundo está en la poca presencia que aporta en la mesa y que, de forma muy común, jugadores noveles suelen no hacerle caso o darle importancia por que es uno solo. Realmente es una de las facciones del juego mas difíciles de parar.

Esta guía está centrada en la posibilidad de que la mesa te ataque a menudo y como evitar que esto ocurra.

El primer consejo es equípate. Las primeras 4 rondas despejarás las 4 ruinas, si tienes objetos para fabricar debes hacer lo posible para fabricarlos y si otros jugadores crean objetos, debemos valorar siempre si realmente nos conviene; sin excepción vamos a intercambiar siempre todas las espadas que se crean en la mesa.

Si la mesa te deja hacer vas a ganar la partida solo por paso del tiempo mientras sigas haciendo cosas. Lo normal es que la gente te deje en paz al comienzo, empezaras pareciendo muy vulnerable y eso te beneficia.

Los Vagabundos

Hay 6 tipos de Vagabundos en el juego si contamos los 3 de la expansión “Los Ribereños”. Lo primero que vamos a hacer es repasar el manejo de cada uno.

El Ladrón

La elección mas clásica de todas, la recomendada por el juego de comienzo por ser la mas equilibrada de todas las opciones. Comienzas la partida con espada (bien) y una tetera con lo que no tendrás que preocuparte mucho por recuperar objetos. La habilidad está bien, pero quizá es demasiado aleatoria. Si la combinamos con “Rompecódigos” mejora, buscar el segundo martillo o mas espadas es la mejor opción.

El Chatarrero

El Chatarrero es de los mejores Vagabundos, empezar con un martillo y la habilidad de rebuscar en las pilas de descarte por objetos que nos hagan falta son muy buenas habilidades. Esto quiere decir que de todos los Vagabundos es el mas capaz de fabricar una Carta de Favor. Incluso teniendo en cuenta que alguien tenga en sus manos un martillo toda la partida; El Chatarrero puede fabricar la mayoría de objetos del juego sin problema. El problema aquí es que teniendo esas habilidades tan buenas y cero espadas de principio puedes ser el foco de toda la mesa con facilidad. Este es el típico Vagabundo recomendado para las primeras partidas siempre que tus oponentes no tengan rodaje, en caso contrario es posible que sufras mucho al comienzo y esto te lastre toda la partida.

El Montaraz

El Montaraz es el Vagabundo con el comienzo de partida mas fuerte, entre la espada y la ballesta. Podrás defenderte bien en el comienzo y no tardarás mucho en se un buen personaje de combate. La habilidad te ayuda es ser un personaje sostenible y evita que tengas que estar huyendo al bosque en una partida en al que seas el foco de acción. Sabiendo que seremos un Vagabundo de combate no debemos tardar el elegir objetivo e ir ganando puntos de victoria desde el “early game”.

El Agitador

Este es de todos el que menos he jugado. La base con el Agitador es intentar usar los combates para ganar PV, si la habilidad la usamos con dos facciones hostiles duplicamos las posibilidades de puntos de victoria. El problema con el Agitador es que es de los mas débiles puesto que empieza sin una sola Espada; ademas tampoco tienes Martillos que te ayuden a acelerar las fabricaciones como ocurre con el Chatarrero. Puede parecer que es una muy buena opción; en mi caso es de las que menos me gusta.

El Arbitro

Empecemos por el hecho de que comienzas con 2 Espadas, eso hace que desde el comienzo del juego no seas tan vulnerable como otros Vagabundos y previene de que otros jugadores mas experimentados te elijan como objetivo para enlentecer tu progreso. Pasados los primeros turnos serás un Vagabundo con 3 Espadas, uno de los objetivos principales cuando juegas con esta facción. Las 3 Espadas te harán puntuar mucho si buscas rápido objetivos. Mientras el Chatarrero parece la elección mas potente, yo creo que en partidas avanzadas el Arbitro es una de las mejores opciones, desde luego la mas fuerte en combate. Además tienes la habilidad de protección, que sinceramente aporta bien poco. Puede serte de ayuda para negociar una alianza futura o si optas por la elección de compartir la victoria con otro jugador.

El Bribón

Aquí tenemos otro Vagabundo con un incio de partida sin espadas y una habilidad… curiosa. El problema con tierra quemada es que no te da puntos de victoria por enemistad, siempre nos podemos llevar algún punto de victoria por una zona con marcadores y edificios. Está claro que puedes hacer mucho daño con esta habilidad, pero no es nada que nos vaya a ayudar de forma significativa a llegar a la victoria; esto unido a la debilidad al comienzo de la partida hacen del Bribón una elección no muy recomendada. Quizá, su mejor opción sea jugar pensando en una victoria compartida, en ese caso “Tierra Quemada” puede marcar la diferencia.

Fabricación

Lo mas importante con el Vagabundo son los objetos, cuantos mas mejor. Si es verdad que la prioridad es tener una Tetera, mas de una Espada y mas de un Martillo. A partir de ahí es difícil equivocarse. Las habilidades aquí son totalmente secundarías a no ser que empecemos con el Ladrón que Rompecódigos es mas que recomendable.

Foto de Doctor Meeple

Empezando

Dependiendo del personaje que elijamos comenzaremos con mas o menos Espadas. Lo principal es ir a las Ruinas y en las primeras 4 rondas tenerlas todas despejadas. Si no tenemos espadas seremos muy vulnerables así que, en ese caso, es posible que tengamos que valorar riesgos. Lo mas normal es que la mesa busque hacerte daño antes de que tengas demasiadas Espadas, así que si elegimos un personaje sin ellas debemos tener doble precaución. Así que lo que haremos es buscar donde tenemos menos posibilidad de salir heridos y empezar por ahí nuestra búsqueda. Los primeros turnos el peligro suele estar en donde se va a mover El Nido de Águilas que será el mas peligroso.

Un buen truco es moverte por claros con Simpatía, la gente no suele acercarse a ellos. Lo importante es no estar cerca de donde haya demasiado guerrero y no ponerle los ataques cómodos a tus oponentes.

Avanzada la Partida…

Una vez que tengas la espada de las Ruinas serás un poco menos “blandito”. Si es nuestra segunda Espada ya tendremos una posición cómoda en la mesa, es posible que comiencen los ataques coordinados contra ti; pero ahora tendrán un coste. Si no es tu segunda Espada yo empezaría a mendigar por una para conseguirla lo antes posible.

A partir de ahora todos los objetos son buenos y serán una de tus máximas prioridades. Es momento de comenzar a entrar en juego y no solo centrarte en las ruinas. Ahora pensaremos en puntuar, y las opciones son múltiples; Misiones, Ayudas y Fabricación serán tus fuentes principales. Yo empezaría a buscar una aliado entre los Gatos y los Pájaros con el que llegar a acuerdos de objetos.

Las misiones están bien si piensas en hacer puntos, pero terminan siendo poco efectivas si no sale todo perfecto. Lo optimo sería intentar céntrate en un solo “palo” en el que hacer las misiones para tener un escalado de PV decente.

Una vez que tengas la tercera Espada tienes la mejor forma de ganar puntos. 3 Espadas son 3 ataques de 3 de Fuerza, suficiente para limpiar un claro en el que no estés en desventaja y ganar una cantidad considerable de puntos. La combinación Ballesta y 2 Espadas es menos efectiva pero a estas alturas si no tenemos las tercera Espada puede ser nuestra única opción.

Interactuando con las Facciones

El Vagabundo tiene la ventaja de poder enfrentarse a otras facciones o ayudarlas y ganar PV con ello. De hecho serán tur fuentes pincipales de puntos durante la partida.

El Marquesado

Los Gatos son probablemente el aliado mas seguro al principio de la partida. El Marquesado necesita el trabajo del Vagabundo y se beneficia si les despejas claros. Será fácil llegar a acuerdos con él al principio. Por otro lado, los Gatos son de las facciones que mas problemas tienen para crear variedad de objetos. Lo mejor que puedes esperar de los Gatos es que estén de tu lado el máximo tiempo posible, por que son posiblemente tu enemigo militar mas peligroso. Si decidimos ir “de la mano con El Marquesado” hay que valorar mucho las posibilidades de victoria por Dominancía. Con la partida avanzada los Gatos son, posiblemente, la mayor fuente de puntos de la mesa si decidimos enemistarnos con ellos.

A lo largo de la partida hay que controlar que El Marquesado no se quede demasiado débil. Ellos son el arma mas efectiva contra la Alianza que a su vez son tu peor enemigo en el juego a largo plazo.

El Nido de Águilas

Los Pájaros son posiblemente la facción mas sencilla de leer su forma de llegar a la victoria. Es fácil ver su posición en la tabla de puntos y valorar hasta donde son un peligro. Aliarte con ellos mas allá de sus primero movimientos es una opción razonable. Diría que intercambiar cartas de pájaro es la mejor opción a no ser que jueguen con el Déspota desde el principio.

La Alianza

Los mejores Fabricando objetos, se les puede buscar como aliados si tienen objetos que realmente nos interesan; pero mucho cuidado con tenerlos demasiado tiempo como aliados. Cada carta que les das se suele convertir en un PV y hay que tener mucho cuidado con no darle cartas de mas. Por otro lado la Ballesta es muy buena evitando la “Guerra de Guerrillas” y los puntos de simpatía son buenos y fáciles de conseguir. La clave con la Alianza es tener en cuenta cuantas cartas tiene, cuantos Oficiales y bases; ahí tenemos sus mayores fuentes de PVs. Debemos tener en cuenta lo que tienen en la mesa porque en cualquier momento pueden sumar muchos puntos en la partida a pesar de ir en último lugar.

El Culto Reptiliano

Otra facción que puede fabricar bastante bien y que necesita cartas para hacer su mejor juego. Teniendo en cuenta de que las cartas son acciones y puntos para los lagartos, hay que tener mucho cuidado cuando les ayudemos. Su falta de potencia de ataque, cantidad de guerreros y edificios les hace un buen objetivo si buscamos a quien atacar; pero debemos tener cuidado con la cantidad de Acólitos que les proporcionamos.

La Compañía del Río

Los Ribereños son capaces de tener una gran cantidad de guerreros en mesa sin necesidad de esforzarse en defenderlos. Suelen ser muy buen foco de ataque; les denegamos su forma de conseguir puntos y nosotros los ganamos. Además atacarles suele ser una apuesta segura dado que no son precisamente una de las fuerzas militares del juego. Son buenos Fabricadores, osea que será bastante fácil que tengamos la posibilidad de convencerles para que nos den objetos; solo hay que ser precavido con las cartas que les regalamos, ellos pueden sacarles mas partido que nosotros.

Ultimas conclusiones

Es difícil hacer una guía con una estrategia clara con el Vagabundo ya que depende de muchos factores externos y estamos hablando de una facción con una forma de jugar muy variable según la situación. No hay que olvidar que eres el mayor ecualizador de la partida y que si el resto no se preocupan por ti a tiempo tendrás un terreno muy llano por delante. Al final todo se va a reducir a adaptabilidad, en esta ocasión he intentado recolectar la máxima información posible para que cada decisión resulte optima y se tomen las decisiones menos arriesgadas.

¡Nos vemos en la siguiente!

Foto de Doctor Meeple

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.