Número de jugadores:2 a 4
Duración aproximada del juego:30 – 45 minutos
Edad mínima recomendada:14+
Dureza:1.90
Genero/mecánicas:Abstracto – Draft, Gestión de dados.
Idioma:En castellano
Editorial:Devir
Diseñador/a:Adrian AdamescuDaryl Andrews

Sagrada es un puzzle de lanzamiento de dados que ha tenido mucho éxito a nivel mundial. En este juego nos pondremos en la piel de un creador de vidrieras en la Sagrada Familia. Traído a España por Devir, es uno de los juegos abstractos con mas éxitos de 2017 y 2018. Hoy voy a repasar su aspecto, mecánicas y dejar mi opinión sobre este título.

Como artesano experto que eres, usarás herramientas de comercialización y planificación cuidadosa para construir una obra maestra: una gran vidriera en la Sagrada Familia. Ganad prestigio adaptándoos a las preferencias de vuestros caprichosos admiradores. ¡El artesano con la vidriera de mayor puntuación será el ganador!

El aspecto

El apartado gráfico y de diseño en Sagrada es impecable. Está pensado desde el primer momento para gustar. Buen troquel, un diseño colorista acorde con el tema, dados transparentes de buena calidad. Está claro que es un juego creado para gustar y en ese aspecto entiendo que se le compare mucho con Azul. Me atrevo a decir que Sagrada gana a Azul estéticamente hablando.

Componentes

  • 4 Tableros de Vidriera
  • 1 Tablero de ronda
  • 90 Dados (18 de cada color)
  • 1 Bolsa de tela para los dados
  • 24 Piedras de cristal
  • 1 Bolsa de tela para las piedras de cristal (fichas de donativo)
  • 4 Marcadores de puntuación
  • 12 Cartas con patrones
  • 12 Cartas de herramientas
  • 10 Cartas de objetivos públicos
  • 5 Cartas de objetivos privados
  • 1 Reglamento

Las mecánicas

Sagrada es un juego de Draft de dados en el que sacaremos x dados por turno de una bolsa con el objetivo de colocarlos en nuestra vidriera (tablero personal). Cuando colocamos los dados debemos cumplir una serie de requisitos indicados en nuestra Carta de patrón. La colocación de los dados tienen algunas normas de adyacente ortogonal que se deben cumplir, esas normas pueden ser pasadas por alto o modificadas con las 3 cartas de herramientas disponibles. Se jugará durante 10 rondas y al final de ellas se hará una puntuación basada en los objetivos públicos, los privados, las piedras de cristal restantes y los huecos de vidriera sin dados.

Preparación de la partida

Antes de empezar a jugar a Sagrada deberemos hacer la siguiente preparación de partida:

  • Colocamos los dados en la bolsa de tela.
  • Barajamos las cartas de herramientas y colocamos 3 boca arriba en el centro de la mesa y hacemos lo mismo con las cartas de objetivo. El resto de cartas las devolvemos a la caja.
  • Cada jugador elige un color y vidriera, así como un marcador de puntuación.
  • Se barajan las cartas de patrón y se reparten dos a cada jugador. Cada jugador elige una por alguna de sus dos caras y pone sobre el espacio indicado tantas piedras de cristal como se indique.
  • Una vez elegida la carta y su cara la colocamos en la ranura la vidriera. El resto se retira del juego.
  • Elegimos jugador inicial

Turnos de juego

Las partidas de Sagrada tienen una duración de 10 rondas. Cada una de ellas tiene 3 fases:

I – Lanzar dados

El jugador inicial saca de la bolsa de tela el doble de dados que número de jugadores más uno y los lanza a la vista de todos.

II – TURNO – Colocar dados y uso de Herramientas

Empezando por el jugador inicial y en sentido horario, cada jugador puede realizar dos acciones:

  • Poner un dado en su tablero personal. Debemos cumplir algunas normas de colocación:
  • El primer dado se coloca en un borde de la vidriera.
  • El resto de dados debe colocarse adyacente a otro.
  • El dado tiene que cumplir las restricciones de color o valor indicada en las casillas. Las casillas blancas no tienen restricciones
  • Está prohibido colocar dados adyacentes en ortogonal de igual color o valor.
  • Podemos elegir no colocar dado.
  • Si queremos usar una carta de herramienta deberemos gastar una piedra de cristal si somos los primeros en ejecutarla. Para usarla a partir de la segunda vez gastaremos 2 piedras de cristal.

Los jugadores realizarán dos veces esta fase. Una vez comenzando por el jugador inicial hasta el último jugador y la segunda en sentido inverso. Tras esto pasamos a la fase de mantenimiento.

III – Mantenimiento

En esta tercera fase colocamos el dado restante en el marcador de rondas sobre el número libre de menor valor. Pasamos la bolsa al jugador de la izquierda y comenzamos la fase 1.

Fin de la Partida

Cuando termina la décima ronda la partida llega a su fin, en ese momento puntuamos las vidrieras de los jugadores. Se validan las vidrieras sacando de ellas las cartas de vidriera para comprobar que todo está correcto y los dados que no cumplan los requisitos de colocación se retiran. Entonces procedemos a la puntuación:

  • Puntos por objetivos públicos.
  • Puntos por objetivo privado.
  • 1 Punto por cada piedra de cristal.
  • Se pierde 1 punto por cada espacio libre en el tablero de vidriera.

El jugador con más puntos de victoria Gana la partida. En caso de empate, el ganador es el jugador con más puntos obtenidos mediante el objetivo privado. Si aun así sigue el empate, el vencedor será el jugador con más marcadores de favor sin utilizar.


Opinión

Un juego que llegó en 2017 con la fiebre de abstractos para ser el competidor de Azul, en el que el azar importa poco, a pesar de tener dados la suerte está poco presente, es colorista y bonito. Tiene todos los ingredientes para gustarme y comprendo el éxito que ha tenido; pero no es para mi.

A 2 jugadores lo veo un título aceptable, a mas se me hace largo para lo que ofrece. Volvemos al tema recurrente en este blog de juegos que basan su única interacción en el draft de dados y luego son totalmente solitarios o no importa que hagan los demás.

Es imposible no pensar en Azul cuando hablamos de Sagrada por que mucha gente se ha empeñado en compararlos; pero creo que en lo único que se parecen es en que son abstractos y poco mas. Juegue al número que juegue azul me da estrategia e interacción en cada decisión esto no me ocurre con Sagrada.

El último punto para no tener a Sagrada entre mis favoritos es que meto en su mismo espectro Roll Player que, si usamos expansión, se me hace un juego mucho mas divertido y con un tema que me resulta mas atractivo.

Comprendo perfectamente que Sagrada es un juego para muchos, no para mi. Mecánicamente correcto, bonito en mesa a rabiar, fluido y con decisiones estratégicas importantes. Creo que es un juego muy recomendado si todo lo descrito en mecánicas os atrae, os gusta la mecánica de draft y disfrutáis juegos con poca interacción. Para mi Sagrada es un juego:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.